El mundo es ancho y ajeno,
como dijo el autor peruano.
Mi amor vino del mismo confín…
Desde Callao con su maletín.
Me presentó Bryce y Vallejo,
y yo a él: Jorge Amado, de Bahía.
Hoy somos ”hueso y pellejo”,
dos hambrientos por Ciro,lleno,
de nuestra pura Alegría.
Ahora cantan Gil y Caetano
al compás del cajón…
Porque es bilingue mi corazón.

En virtud de esa nueva directriz,
unas veces con cierta ambiguedad,
que mi cerebro, pobre infeliz,
un día compone en portugués,
y en el siguiente,escribe en español,
tanto que,de los dos volvió feligrés,
y en una extraña complicidad,
acabó incorporando el ”portuñol”.
Lenguas que evocan viejos amores…
y el corazón prueba nueva harmonía
legado de versos inspiradores,
por eso tiene la doble ciudadanía.

Rosemarie Schossig Torres